DÍA DEL SUEÑO FELIZ

Bebes_Abrazados

Hoy 29 de Junio es el Día Mundial del Sueño Infantil Feliz, con esta entrada quiero ayudar a los papás a comprender el sueño de sus pequeños y evitar el uso de métodos de adiestramiento por las secuelas que puede dejar en nuestros niños.

El sueño es como el comer, o el hacer pipí, una necesidad básica que todo niño tiene y que sabe hacer perfectamente, de hecho ya en el útero el niño duerme cuando le place, y diréis ¿ porqué en el útero se duerme sin problemas y cuando nace hay que dormirlo? Pues muy sencillo, en el útero el bebé se siente arropado, protegido y acurrucado por su mamá que además con sus movimientos y su voz lo balancea y crea un ambiente maravilloso para dormir tranquilito. Cuando el bebé nace, es aún un fetito con unos minutos u horas más y por tanto NECESITA las mismas condiciones que en útero para su correcto y sano desarrollo, es lo que llamamos uterogestación, recrear las condiciones uterinas ya fuera del útero hasta que el niño tiene 6-9 meses para favorecer su maduración proporcionándole amor, protección, brazos y mamá.

Por ello para que el bebé se duerma tranquilo tiene que sentirse seguro, un bebé que está solo cree que estará solo siempre, no sabe que volverás y por tanto no se duerme. Si está contigo, en tus brazos, en tu cama, se dormirá sin ningún problema.

Los métodos de adiestramiento consisten en dejar al bebé solo en su cuna llorando y pasar cada poco tiempo a decirle  que estás ahi sin tan siquiera tocarlo, volviendo a salirte de la habitación y dejándolo otra vez solo y con miedo. Se va pasando cada X tiempo, un tiempo que se va ampliando con los días. Finalmente el niño agotado deja de llorar y se duerme, ya ha aprendido que sus padre no responderán a la única señal que tiene para la supervivencia, llorar.

Estos métodos no enseñan a dormir, lo que hacen es provocar un shock emocional que altera hormonas encargadas de las emocionones, estos niños aunque dejen de llorar siguen presentando niveles de cortisol altos, es decir siguen teniendo miedo pero no lo expresan. Simplemente han llegado a la conclusión de que no merece la pena llorar porque nadie les atenderá. Cuanto más pequeño sea el niño mejor funcionará, ya que es más fácil producir shock en bebés más pequeños.

Las secuelas más importantes de estos métodos a corto, medio y largo plazo son trastornos de ansiedad, de apego, indefensión aprendida, síndrome de estrés postraumático. Alteraciones reparables si, pero irreversibles, y que pueden no manifestarse en la infancia pero aparecer en la vida adulta.

El método Estivill le funciona a los padres pero ya sabéis lo que hace a los  bebés, respetemos y amemos a nuestros niños porque ellos lo merecen.

Os recomiendo, por supuesto, el libro Dormir sin Lágrimas de Rosa Jové, una psicóloga infantil y madre que se preocupa del bienestar de nuestros niños y nos hace entender su maduración.

En el día del sueño feliz os recomiendo que sigáis vuestro instinto y disfrutéis al máximo de vuestros niños, despiertos y dormidos.

 

EJERCICIO FÍSICO Y EMBARAZO

Ya se ha demostrado sobradamente que el ejercicio físico tiene beneficios en cualquier época de nuestra vida, por ello es altamente recomendado en el embarazo, ya que se han visto múltiples beneficios en comparación con mujeres que llevan una vida sedentaria.  No solo influye en el bienestar de la mujer en la gestación si no que también se han encontrado diferencias en el tipo de partos y la recuperación posterior.  Es por ello que las matronas insistimos sobremanera en la realización de ejercicio aeróbico y guiamos en ejercicios que tonifiquen la musculatura, flexibilicen las articulaciones que intervienen en el parto y que más se modifican en la gestación, y pretendemos conseguir la máxima movilidad de la pelvis. Siempre sin olvidar cuidar nuestro suelo pélvico desde el principio.

Los beneficios que se encontramos en la realización de ejercicio moderado diariamente son:

–          Disminuye o evita el dolor de espalda.

–          Mejora la capacidad metabólica y cardiopulmonar disminuyendo la incidencia de diabetes gestacional.

–          Mejora la condición física de la madre disminuyendo la fatiga diaria.

–          Se gana menos peso y se acumula menos grasa.

–          Mejor estado físico y mental.

–          Aumento del autoestima.

–          Partos más rápidos, con menos complicaciones y recuperaciones más rápidas.

–          Bebés con menor masa grasa, pesos más normalizados al nacimiento.

Si haces ejercicio te estarás cuidando y estarás cuidando a tu bebé, ya que el sedentarismo influye directamente en él. Acude a tu matrona y busca ejercicios que te motiven y que puedas realizar a diario de forma fácil y sencilla, todos ganamos.

ALIMENTACIÓN Y LACTANCIA

La dieta de la mujer que lacta debe ser una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras frescas, legumbres, frutos secos.  Todos ellos alimentos ricos en vitaminas y minerales con bajo aporte en grasas.

La mujer sentirá más sed, y deberá tomar el líquido que apetezca, siempre pasando los 2 litros diarios recomendados. No por beber más agua se va a producir más leche, la producción de leche aumentará cuanto más mame el bebe.

Las calorías a ingerir aumentan unas 300-500 Kcal más, dependiendo también del estado nutricional previo de la mamá y de sus hábitos de vida. De todas maneras, en ningún caso es comer por dos. La madre que lacta sentirá más hambre, y además disfrutará de la comida después del embarazo, periodo en el que se tienen dificultades con la digestión de algunos alimentos.

No se deben hacer dietas de adelgazamiento en el primer mes, en meses posteriores si, siempre y cuando el peso de la madre lo requiera y con la supervisión de un profesional. Deben ser dietas totalmente equilibradas y que en ningún caso bajen de las 1.800 Kcal.

Con la lactancia se empieza a perder peso a partir de los 6 meses posparto, y alrededor del año se suele volver al peso del que partíamos, ten paciencia, mucha teta y volverás a tu peso de partida.

En cuanto al mito de alimentos prohibidos, no, no hay ningún alimento que no podamos tomar, solo debemos restringir la toma de cafeína y bebidas alcohólicas. La cafeína pasará a la leche materna y excitará a nuestro bebé, por lo que debemos ingerir unas dos tazas de café al día como máximo y si estamos acostumbradas a ello. En cuanto al alcohol se acepta una cerveza al día, siempre y cuando se esté habituado a ella y la ingiramos con comida, personalmente no la tomaría pero según los expertos está permitido porque se diluye en leche al igual que en sangre.

Hay alimentos que cambian el sabor de la leche,  algo que se ha visto como negativo durante décadas y que ha dejado a muchas mamás sin comer ciertas cosas. Sin embargo es estupendo que haya alimentos como el ajo, la cebolla,  la coliflor, el esparrago o el picante que cambien el sabor de la leche ligeramente,  así ayudamos a nuestro bebé a que se adapte a diferentes sabores ya desde pequeño. Si son alimentos que se consumen de forma habitual no suele producirse rechazo, si notáramos que efectivamente el niño rechaza el pecho al tomar algún alimento entonces sí lo retiraríamos de nuestra dieta, al menos cuando es pequeñito.

Otra leyenda gira en torno a las legumbres, las legumbres que tu tomas te producen gases a ti, ya que fermentan en tu intestino, es físicamente imposible que el aire o un trocito de garbanzo pase por la leche, con lo cual puedes tomarlas sin problemas, ya que al bebé no se los producirá.

Muchas mamás toman más leche u otros alimentos como sardinas o cerveza porque creen que así producirán más leche, como decíamos al principio la cantidad de leche que producimos solo depende de la cantidad que mame el bebé. Si quieres producir más,  que tu bebé mame más a menudo, esa es la clave. No te fíes de hierbas que aumentan la producción, ya que pueden resultar peligrosas al desconocer dosis y procedencia.

En cuanto a suplementos, todas  las mujeres deben tomar  Yodo 200 microgramos, durante todo el embarazo y la lactancia, ya que influye en el desarrollo cerebral del bebé ( además de tomar sal yodada). Puede ser que tras el parto hayas  quedado anémica  y necesites un suplemento de hierro, deberás consultarlo con tu ginecólogo antes del alta hospitalaria.

Debes cuidarte en el embarazo, la lactancia y el resto de tu vida, disfruta y cuida tu forma de comer, pues estarás cuidando y educando a tu bebé. Recuerda siempre que somos lo que comemos.

ALIMENTACIÓN SEGURA EN EL EMBARAZO

Durante el embarazo la alimentación debe ser más completa y equilibrada que nunca. Deben cubrirse las necesidades extra que este periodo requiere, por lo que debemos incluir todo tipo de alimentos en nuestra dieta, incrementando el consumo de frutas, verduras  y disminuyendo aquellos con alto contenido en grasa y azúcares.

Las necesidades energéticas se ven ligeramente incrementadas en el primer trimestre, pero es a partir del segundo cundo esta necesidad es más patente y debemos aumentar el consumo calórico unas 340 Kcal diarias, como veis no he dicho aumentar el doble,  por tanto NO DEBEMOS COMER POR DOS . Es importante repartir la ingesta en 5 o 6 comidas diarias y superar los 2,5 litros de líquidos al día.

Debemos conocer que alimentos están prohibidos o restringidos durante el embarazo ya que pueden afectar nuestra salud y la de nuestro bebe

La toxoplasmosis es una enfermedad causado por un parásito que en la madre no causa ningún daño pero si atraviesa la barrera placentaria puede causar malformaciones en  el feto. Para prevenir contraerla durante el embarazo deberemos:

–       Cocinar muy bien la carne, no dejar la parte interior cruda.

–       Lavar bien las frutas y verduras. Evita tomar ensaladas en bares y restaurantes por no saber si su lavado ha sido el adecuado.

–       Lavar muy bien los utensilios de cocina y lava tus manos antes y después de manipular alimentos.

–       Manipular la tierra con guantes.

–       Tomar embutidos que estén bien curados, ante la duda congelarlos a -20ºC durante 24-72 horas, o cocinarlos. En el caso del jamón si ha visto en recientes estudios que tras una curación de 14 meses, no se encontraban parásitos. Si no conoces el tiempo congélalo o cocínalo antes de comerlo.

–       Si se tiene un gato doméstico, es muy difícil la transmisión , pero como prevención es mejor que otro miembro de la familia limpie las heces del animal ( que  es donde está alojado el parásito)

La listeriosis está causada por una bacteria muy resistente. Su infección puede causar problemas para el feto e incluso para el bebé una vez ha nacido puede desencadenar graves infecciones. Tendremos precaución con los siguientes alimentos:

–       Quesos y otros lácteos hechos con leche no pasteurizada ( se indica en el etiquetado)

–       Patés y salchichas caseras.

–       Y pescados ahumados.

–       La verdura debe lavarse bien y no comer el pollo crudo.

–       No dejar alimentos a temperatura ambiente más de dos horas.

En cuanto a los pescados, la administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) y la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) aconsejan a las mujeres en edad fértil,  embarazadas, s madres lactantes y a los niños pequeños hasta los 3 años que eviten comer pescados con alto contenido en mercurio, como son:

–       Atún rojo, tiburón, pez espada o emperador, caballa y lofolátilo .

Recomiendan por sus bajos niveles otros como el atún enlatado, el salmón, las sardinas, los arenques, boquerón o bocarte,la merluza, lenguado,  salmonete, anguila, jurel o chicharro común, verdel, palometa, camarones, trucha marina, cazón… (pescados más pequeños y que no acumulan tanto mercurio)

MERCURIO Y PECES

 

Con el pescado debemos también tener otra precaución, el anisaki, un parásito que se encuentra en el pescado crudo, o en el ahumado, salado, en vinagre o marinado que no se ha congelado previamente. Por ello debe ser congelado antes de su consumo.

 En cuanto a a la carne, a parte de su manipulación y correcta cocción debemos advertir sobre la carne cazada con plomo. Un informe del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), dependiente del Ministerio de Sanidad, recomendó que no consumiesen carne de caza niños menores de 6 años, y mujeres embarazadas o que estuvieran buscando un embarazo. Ya que las cantidades de plomo de esta carne afectan al sistema nervioso central en desarrollo.

Por último y por todos conocido el eliminar completamente el consumo de alcohol, y limitar el de excitantes como la cafeína a 300mg/día. La  cafeína no solo está presente en el café si no que podemos encontrarla en refrescos de cola o chocolates.

Las recomendaciones van cambiando y cada vez sabemos más, somos lo que comemos y tu bebé es parte de ti. Cuídate y lo estarás cuidando.

 

PREVIO A LA EXTRACCIÓN

Antes de comenzar a extraerse leche es recomendable seguir unas pasos previos, como relajarse, buscar un ambiente íntimo y realizarse un masaje para estimular la salida de la leche. A continuación os detallo:

ANTES DE LA EXTRACCIÓN

–          Calor seco sobre el pecho para favorecer la apertura de los conductos y el flujo de leche.
–          Relajarse y respirar profundo.
–          Tener al bebé o algo que nos recuerdo a él cerca, si no es posible realizar la extracción junto a tu niñ@.

MASAJE ANTERIOR A LA EXTRACCIÓN

 Tras buscar las condiciones idóneas mencionadas anteriormente masajearemos el pecho con esta técnica. Este masaje puede utilizarse también antes de la toma si el pecho está muy lleno y duro por la ingurgitación de los primeros días:

  1. Masajear el pecho oprimiendo con firmeza el pecho hacia las costillas realizando movimientos circulares con los dedos sin deslizarlos sobre un mismo punto. Después cambiamos a otro punto en el sentido de las agujas del reloj para no dejarnos ninguna parte sin masajear.
  2. Desliza los dedos desde la parte más externa del pecho hacia el pezón, continúa el movimiento por todo el pecho.
  3. Sacude ambos pechos desde abajo inclinándote ligeramente hacia delante.

masaje bajada

EXTRACCIÓN

La extracción puede realizarse de forma manual o con sacaleches manuales o eléctricos.

En las primeras extracciones usemos las técnicas que usemos , conseguiremos muy poca cantidad de leche. En las siguientes extracciones y haciéndolo periódicamente conseguiremos la cantidad deseada.

Es importante si el niño es prematuro empezar cuanto antes a estimular el pecho, en las primeras 2 horas y continuar día y noche con las extracciones cada 3 horas aproximadamente.

La extracción manual  puede servir para descomprimir el pecho los primeros días antes de la toma para que no este duro, pero también con aprendizaje pueden extraerse grandes cantidades.

La extracción con sacaleches resulta algo más fácil para las madres, ya que el propio extractor produce la fuerza de succión. En siguientes entradas detallaremos una y otra técnica.